Separarse o divorciarse

Separarse o divorciarse puede parecer algo muy sencillo para  quienes estemos acostumbrados a llevar este tipo de procedimientos, pero para una persona que jamás ha pasado por ello, puede suponerle “un mundo”, tanto desde el punto de vista jurídico  (trámites que hay que realizar), como desde el punto de vista emocional.

Lo primero que Ha de tener en cuenta es que esté usted casado o no, habiendo en ambos casos hijos, el procedimiento es exactamente el mismo, Si bien se denomina de forma distinta:

  • Procedimiento de separación matrimonial cuando existe matrimonio pero no se pretende romper el vínculo matrimonial, pues éste solo se extingue por el divorcio o la muerte, de modo que si usted se separa, no podrá volver a casarse sin Solicitar antes el divorcio. Se regulan todas las cuestiones referentes a hijos,  vivienda, pensiones …
  • Procedimiento de divorcio: existe matrimonio y en este caso se extingue el vínculo matrimonial, y usted puede volver a contraer matrimonio.Y se regulan todas las cuestiones referentes a hijos,  vivienda, pensiones…
  • Procedimiento de relaciones paternofiliales: no hay matrimonio y se regulan todas las cuestiones referentes a hijos,  vivienda, pensiones…

En cualquier caso resulta de vital importancia que busque asesoramiento de un despacho de abogados especializado en derecho de familia, lo que le facilitará enormemente La separación, divorcio O procedimiento de medidas paternofiliales en sí.

Una vez que haya elegido el despacho profesional adecuado, Asegúrese de que hay una buena conexión abogado –  cliente, es decir, es muy importante que se genere un clima de confianza en el que el cliente sepa y pueda transmitir al abogado su situación Personal y familiar, y que el abogado tenga la empatía suficiente para entenderle, Haciendo  sentir cómodo a su cliente.

El abogado le hará muchas preguntas para hacerse una idea de la situación familiar: si tiene hijos, edad de los mismos, a qué colegio van (publico, privado o concertado) si ud y su pareja o esposo/a trabajan, ingresos de ambos, horario laboral, a quien pertenece la vivienda familiar, bienes y prestamos que puedan tener, etc …. para poder solventar las distintas Cuestiones que se plantean en una separación, divorcio o ruptura de pareja (cuando no hay matrimonio) y que son las siguientes:

  • custodia de los hijos, y régimen de visitas.
  • Uso de la vivienda familiar
  • Pensiones que pudieran corresponder entre paréntesis alimenticia para los hijos, y compensatoria para el marido o la mujer)
  • Pago de préstamos
  • Liquidación de los bienes comunes si se desea.

El abogado podrá solicitarle que le entregue la documentación de la que disponga en relación a los anteriores extremos, y a partir de ahí, acordarán la estrategia a seguir, debiendo decidir en un primer momento si el divorcio será de mutuo acuerdo o contencioso (sin acuerdo), lo que dependerá no sólo de lo que pretenda ud, sino también de lo que pretenda su pareja, esposo/a. Tenga en cuenta que una separación o divorcio de mutuo acuerdo es siempre más conveniente Con el fin de que no se deteriore aún más la relación entre las partes, sobre todo si hay hijos, siendo también mucho más sencillo, rápido y económico.

Pero sea de mutuo acuerdo o contencioso, un buen abogado le guiará adecuadamente, asesorándole acerca de lo que debe ud de hacer o no en cada momento, y le facilitará todos los trámites, de modo que tenga ud que molestarse lo menos posible.

También es muy importante que le asesoren acerca del coste económico del procedimiento, siendo conveniente que abogado y cliente firmen una hoja de encargo profesional acordando el trabajo a realizar, el precio y forma de pago, con el fin de evitar sorpresas cuando le presenten la minuta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *